Como todas las cosas buenas de la vida, lo más importante es que disfrutes poniéndote tus joyas. 

Sigue estos tips que te damos para mantenerlas siempre en perfecto estado: Evita el contacto con perfume, cremas, cloro y demás químicos. Te recomendamos que te quites las joyas antes de ducharte y bañarte, sobretodo en la playa. 

Mantén la plata de ley brillante limpiándola con un paño suave o con un limpiador de plata no abrasivo. Mantén la plata chapada en oro lustrosa limpiándola en agua tibia con jabón neutro, recuerda secarla cuidadosamente con un paño de algodón. No utilices toallitas de papel para limpiar tus joyas ya que podrían rayarlas. Para prevenir que tus joyas se rayen y las cadenas se enreden guárdalas individualmente en la caja de MEW o deposítalas en un estuche. 

A ser posible mantenlas en un lugar oscuro, fresco y seco.